Centro de Fisioterapia en Madrid: Innofisio
icono facebook icono instagram icono youtube icono telefono icono ubicacion
Pide Cita

OSTEOPATÍA INFANTIL

El parto, aún sin complicaciones, es un proceso difícil para la madre y para el bebé. Al tener que pasar por un canal muy estrecho, éste sufre empujes y presiones que le pueden provocar leves desequilibrios.

Mediante un tratamiento sin de fármacos, la osteopatía infantil que desarrollamos en nuestro centro de Madrid puede ayudar a remediar dichas alteraciones. Ayudaremos así el desarrollo fisiológico del bebé y mejoraremos su calidad de vida. Esto evita o reduce los cólicos del lactante, por ejemplo.

Podemos ayudar al desarrollo fisiológico del bebé y mejorar su calidad de vida.

¿En qué problemas puede ayudar la osteopatía infantil?

Los problemas más habituales en los que la osteopatía demuestra su eficacia son:

  • Cólicos del lactante (inmadurez o falta de movilidad del aparato digestivo, compresión de nervios del cerebro, etc.). (Leer más)
  • Tortícolis o asimetría postural (mala posición intrauterina, parto traumático, malas posturas o gestos bruscos una vez en casa, etc.). (Leer más)
  • Aplanamientos de la cabeza (plagiocefalia). (Leer más)
  • Niños intranquilos o que no duermen bien.
  • Conducto lagrimal obstruido (por solapamiento de los huesos que lo conforman: maxilar superior y unguis).
  • Además de estas patologías, nuestros especialistas controlarán el crecimiento normal del bebé desde su nacimiento descartando distintas patologías del desarrollo.

Más sobre la osteopatía infantil

¿Por qué pueden necesitar los recién nacidos tratamientos de osteopatía?

Durante el embarazo, el bebé se va quedando poco a poco sin espacio. En las últimas semanas tiene una movilidad muy reducida, lo que puede provocar leves alteraciones posturales. En cuanto al parto, a pesar de ser natural, para el bebé supone un tremendo de esfuerzo. Por esta razón, aún cuando todo se desarrolla bien, es habitual que se produzcan leves alteraciones, principalmente en su estructura craneal y/o en su sistema nervioso.

Estas alteraciones pueden repercutir indirectamente en el funcionamiento de otros órganos. Generalmente, si dejamos pasar el tiempo, el cuerpo acabará adaptándose. Sin embargo, por el camino el bebé puede sufrir una serie de síntomas como cólicos, molestias diversas o sueño difícil, que en muchos casos serían evitables.

¿A partir de qué meses se pueden aplicar estos tratamientos de osteopatía?

Es posible tratar a los bebés desde su primera semana de vida. Nuestros especialistas cuentan con la formación y experiencia necesaria para tratar con total seguridad a los neonatos.

Lo que recomendamos es diagnosticar y tratar a los recién nacidos desde el primer síntoma. Al igual que en adultos, esperar a que el problema se haga muy grande únicamente dificulta el tratamiento. En todo caso, destacar que la visita al osteópata debería realizarse una vez descartada alguna enfermedad grave por parte del pediatra.

¿Qué tipo de tratamientos se aplican? ¿Son seguros para el bebé?

Las técnicas de osteopatía craneal (leer más) que se aplican sobre los recién nacidos están especialmente diseñadas para neonatos considerando la fragilidad y el nivel de desarrollo de los bebés. Se trata de técnicas manuales muy suaves e indoloras que se practican con gran delicadeza por personal especialmente formado.

En cualquiera de los casos, antes de cualquier tratamiento, nuestros profesionales ofrecen a los padres una explicación del diagnóstico y del tratamiento que se le va a aplicar. Buscamos en primer lugar, tranquilizar a los papás y por otro lado, que sean capaces de seguir con el tratamiento en casa, según consignas precisas de nuestros especialistas.

El hacer clic en “aceptar” supone estar conforme con nuestra Política de Cookies. Para más información vaya a www.innofisio.com/politica-de-cookies/.