Centro de Fisioterapia en Madrid: Innofisio
icono facebook icono instagram icono youtube icono telefono icono ubicacion
Pide Cita

PUBALGIA...Una lesión muy frecuente entre deportistas y embarazadas

 

 

La pubalgia es una lesión muy frecuente. ¿Quieres conocerla más en detalle? ¡Si es así este post es para ti! 

 

 

¿Qué es?

 

La pubalgia es una patología que desencadena un dolor en la parte pélvica anterior, en la zona abdominal baja y/o ingle. 

Puede tener varias causas, que después desarrollaremos, aunque de forma global y resumida podemos decir que es debida a un desequilibrio mecánico de la pelvis. 

 

 

¿Qué siente un paciente con pubalgia?

 

Lo mas característico es un dolor en la parte del bajo abdomen (pubis) y/o zona inguinal, a veces referido a los miembros inferiores.

Este dolor, en un principio, aparece posterior a la realización de la practica deportiva. Cuando se avanza en su evolución comienza a aparecer durante el desarrollo de la actividad física, hasta que llega a molestar al inicio de la práctica deportiva.

En casos agudos es un dolor en reposo que incapacita gestos sencillos, como cruzar las piernas o caminar de forma correcta. 

Tratamiento de fisioterapia para la pubalgia 

 

Como siempre decimos, para poder realizar un buen tratamiento antes hay que hacer un buen diagnóstico. Esto es, saber cuál es la causa de la lesión en nuestro paciente. En el caso que nos ocupa, en la pubalgia, debemos saber que ha condicionado ese desequilibrio pélvico característico. Una vez que tenemos esto claro en nuestros pacientes ya podemos escoger las técnicas para revertir esta situación y devolver una buena biomecánica a su pelvis

 

Antiinflamatorio

Los primeros días se puede hacer un tratamiento local antiinflamatorio con electroterapia.

 

Devolver la correcta movilidad pélvica

 

Modificación evolutiva de la actividad físico-deportiva o acompañamiento en el embaraazo

Se aconseja un cambio en la frecuencia e intensidad de la actividad física normal de nuestro paciente, siempre teniendo en cuenta que el reposo absoluto no esta indicado. Esta es una tarea muy importante dentro de la fisioterapia deportiva. 

En nuestro centro Innofiso de Madrid guiamos y aconsejamos a nuestro paciente en esos cambios necesarios y progresivos en su actividad deportiva o las adaptaciones necesarias para sobrellevar el periodo hasta el parto.

 

 ¿Cuáles son las causas de la pubalgia? ¿Por qué se sucede la pubalgia?

 

La primera causa que debemos tener en cuenta, y que siempre está presente en esta patología, es la existencia de un desequilibrio de movilidad en la pelvis. Esto quiere decir que la movilidad de la esfera pélvica no se realiza de forma correcta, existiendo una biomecánica alterada de ésta. Por esto se produce una cizalla descompensada en el movimiento de la sínfisis púbica, se desencadena una asimetría del pubis.

 

Esta alteración en la biomecánica pélvica engloba al resto de circunstancias que pueden causar una pubalgia, y que seguidamente desarrollamos:

 

Un espasmo muscular desencadena cierto desequilibrio, haciendo que otros músculos queden estirados y tengan que trabajar de forma excéntrica. Además, el espasmo de la musculatura provoca disfunciones de movilidad en los huesos que de ellos dependen.  En el caso que nos ocupa, la biomecánica de la pelvis se vería alterada. Lo mas frecuente es encontrar una pelvis en retroversión que es mantenida por espasmo de isquiotibiales y musculatura abdominal, quedando en excéntrico la musculatura adductora, presentándose tensa en estiramiento. Esto es frecuente en deportistas por la realización de ciertos gestos repetitivos en su práctica deportiva, sobre todo en futbolistas. También se describen como más lesivos los deportes con cambios de ritmo.

Básicamente todas las disfunciones del cuerpo que condicionen una malposición de la pelvis o alteración de su correcta movilidad.

La postura que cada persona tiene que puede predisponer a este desequilibrio pélvico, como la retroversión.

También debe tener en cuenta, aunque sea una causa menos frecuente en la pubalgia. así como los posibles microtraumatismos en la zona, característicos de ciertas prácticas deportivas, causa menos frecuente, o microtraumatismos deportivos. 

 

Repaso anatómico pélvico básico

Para comprender bien el mecanismo lesional de la pubalgia debemos conocer la anatomía básica de la pelvis.

La pelvis está formada por un hueso único, el sacro, que se articula con los dos huesos iliacos.

Estos huesos iliacos se unen a ambos lados del sacro mediante dos articulaciones sacroiliacas, muy potentes, presentes en la parte posterior de ésta.  Por delante, la pelvis se cierra con la unión de los dos iliacos a través de sus ramas púbicas en la sínfisis púbica, situada en la parte anterior pélvica.

 

Esta sínfisis es una articulación que presenta un disco articular o cartílago. Gracias a la presencia de este es posible un movimiento de cizalla característico de la biomecánica de pelvis anterior (sínfisis).

Debido a esta anatomía pélvica cada hueso iliaco puede moverse, en los distintos planos de movilidad articular, de forma independiente el uno del otro.

 

En la pelvis se insertan grandes grupos musculares como son los isquiotibiales, los aductores, recto anterior del cuádriceps y abdominales, entre otros. 

 

inserciones musculares en sínfisis y rama púbica

Imagen tomada de aquí.

 

 

 

 

*Imagen de portada tomada de aquí 

El hacer clic en “aceptar” supone estar conforme con nuestra Política de Cookies. Para más información vaya a www.innofisio.com/politica-de-cookies/.