Centro de Fisioterapia en Madrid: Innofisio
icono facebook icono instagram icono youtube icono telefono icono ubicacion
Pide Cita

 ¿QUÉ ES UN PUNTO GATILLO MIOFASCIAL?

 

 

Un punto gatillo miofascial (PGM) es un zona de un músculo que presenta la capacidad de dar dolor referido a otras zonas.

Este punto se encuentra ubicado en una banda tensa muscular. Se percibe porque al palpar la zona se acentúa la dolencia, y/o se refleja o extiende por otras áreas del cuerpo.

 

Este dolor referido de los puntos gatillo es especifico para cada músculo. Los patrones de dolores referidos se pueden ver en los esquemas de dolor referido de la Dra. Travell. Esta doctora junto al Dr. Simons son los "padres" del tratamiento del síndrome de dolor miofascial.

 

Imagen microscópica de una contractura y mapa de dolores referidos de los puntos gatillo del trapecio superior

 Imagen extraida de este enlace.

 

 

En muchas ocasiones, los PGM varían en intensidad de dolor según la hora del día, la temperatura ambiental, el estrés de la persona, entre otros factores. Por esto, son complicados de detectar por el individuo que los padece.

 

 

¿Qué síntomas provocan los puntos gatillos?

 

Los puntos gatillo provocan, además de dolor intenso, contracturas, rigidez, debilidad del músculo, fatiga muscular, desequilibrios, mareos, vértigos, dolores crónicos de cabeza y muchos otros síntomas dependiendo de cada individuo.

De hecho, en muchas ocasiones los pacientes acuden a nuestra clínica Innofisio con dolor a distancia siendo su causa un PGM  en otra zona del cuerpo distante a donde les duele.

 

Un ejemplo seria un dolor de cabeza causado por un punto gatillo en el músculo trapecio o en el esternocleidooccipitomastoideo.

 

Dolores referidos de los puntos gatillo de los musculos escalenos y trapecio superior

 Imagen tomada de este enlace.

 

 

Con reposo de determinadas actividades es posible que un paciente note mejoría e, incluso, sienta como el dolor remite. Sin embargo, este problema no desaparece y puede volver a resurgir si no se trata, causando dolencias que se pueden cronificar. E incluso pueden generar compensaciones que lesionarán otras zonas.

 

 

¿Cuál es el tratamiento de un punto gatillo?

 

Los puntos gatillo se pueden tratar con diferentes técnicas, ya sea a través de métodos conservadores o de métodos invasivos.

 

Los fisioterapeutas de Innofisio contamos con la formación pertinente (escuela de Travell y Simons). Esta nos capacita a poder ofrecer el mejor tratamiento para erradicar los puntos gatillo. De hecho, son técnicas muy utilizadas en nuestro centro por su alta efectividad.

 

Tratamiento conservador: compresión digital sensitiva en dichos PGM hasta su desactivación. Es una técnica estudiada, que desencadena un espasmo reactivo liberador del tejido.

 

Tratamientos invasivos: Punción seca. Para mas información sobre esta técnica os dejamos el siguiente enlace: "Punción seca, una técnica muy efectiva para el tratamiento de PGM"

 

El hacer clic en “aceptar” supone estar conforme con nuestra Política de Cookies. Para más información vaya a www.innofisio.com/politica-de-cookies/.