logo innofisio
icono facebook icono instagram icono youtube icono telefono icono ubicacion
Pide Cita

CODO DE TENISTA, CODO DE GOLFISTA…
¿De qué se tratan?

 

 

"¿Codo de tenista? ¡¡¡Si yo no juego al tenis!!!", nos dice la gente. Lo que de forma coloquial se conoce como “codo de tenista”, es realmente una epicondilitis. De la misma forma, el síndrome conocido como “codo de golfista” corresponde a una epitrocleitis.

 

 

¿Qué son el codo de tenista o el codo de golfista?

 

Llamamos epicondilitis o epitrocleitis, a la lesión de los tendones en el punto de inserción de los músculos epicondíleos y epitrocleares, respectivamente, en el hueso.

Para ser más precisos conviene aclarar, como en otros síndromes crónicos por sobreuso, que actualmente sabemos que el concepto correcto sería el de tendinosis en lugar de tendinitis, ya que lo que aparece es una degeneración de dichos tendones.

Por lo tanto, el término “epicondilitis” no sería totalmente acertado. Los estudios histológicos no muestran la presencia de sustancias inflamatorias, sino una neovascularización con invasión fibroblástica.

 

Imagen tomada de aquí.

 

 

Causas de la epicondilitis y la epitrocleitis

 

 

En el caso de la epicondilitis, se conoce como codo de tenista, porque es frecuente que aparezca en prácticas deportivas como el tenis. El gesto de extensión o rotación forzadas de la muñeca o la mano (al hacer el golpe de revés), es frecuente en este deporte y puede sobrecargar a la musculatura epicondílea. Pero además, también pueden provocar una epicondilitis la jardinería y trabajos como fisioterapia, peluquería o actividades en que se trabaje mucho esa musculatura lateral del codo y antebrazo.

La epitrocleitis, se conoce como codo de golfista, porque es frecuente que se desencadene en la práctica del golf. Pero también lo pueden generar los movimientos repetitivos de gestos como apretón de manos, movimiento de los dedos, levantamiento de la muñeca, al girar las manillas de las puertas y desenroscar tapaderas de frascos.

Imagen tomada de aquí.

 

Síntomas

 

Epicondilitis:

 

 

Epitrocleitis:

 

 

 

Tratamiento

 

En nuestra clínica de fisioterapia y osteopatía os ayudamos a entender qué gesto hay que corregir y qué ejercicios os ayudarán a la remodelación de ese tendón para conseguir la rehabilitación y evitar las recaídas.

 

Las medidas más eficaces que usamos para el tratamiento de las tendinosas son:

 

*Imagen de portada tomada de aquí.

El hacer clic en “aceptar” supone estar conforme con nuestra Política de Cookies. Para más información vaya a www.innofisio.com/politica-de-cookies/.