logo innofisio
icono facebook icono instagram icono youtube icono telefono icono ubicacion
Pide Cita

TENDINITIS DE HOMBRO

 

 

La tendinitis de hombro es una de las tendinitis mas frecuentes en nuestra población. Por esto, vamos a realizar un acercamiento a esta patología y así conocerla más.

 

 

¿Qué es una tendinitis?

 

A nivel médico se define tendinitis como la inflamación del tendón de un músculo.

Los síntomas característicos son dolor, inflamación, engrosamiento del tendón y muchas veces enrojecimiento de la zona.

En la actualidad se está usando más el término de tendinopatía o tendinosis cuando hablamos de la afectación de la estructura del tendón y no sólo a la inflamación que se produce en la zona afectada.

 

 

¿Cuáles son las tendinitis más frecuentes del hombro?

 

Los tendinitis más frecuentes a nivel del hombro son las del manguito rotador.

Este término se usa en anatomía para denominar al conjunto de los tendones de los músculos supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular.

Sin duda el tendón más afectado suele ser el supraespinoso. Pero muchas veces nos encontramos problemas en tendones que no forman el manguito rotador. Este sería el caso de la tendinitis del tendón de la cabeza larga del bíceps.

 

 

¿Qué función tiene el manguito rotador del hombro?

 

Los músculos que forman el manguito rotador conectan la escápula al húmero y sobre todo dan estabilidad a parte posterior de la articulación glenohumeral.

Como ya explicamos en el artículo Me duele el hombro ¿A qué se debe? ¿Cómo tratarlo?¿Cómo evitarlo?,  el hombro es una articulación inestable. Por tanto necesita refuerzos externos para que la cabeza humeral y la cavidad glenoidea estén en una posición correcta. En general, los músculos del manguito rotador son de tamaño mediano y con poca fuerza muscular.

 

 

¿Por qué se producen las tendinitis de hombro?

 

Las causas por las que se producen las tendinitis son múltiples, desde caídas, gestos repetitivos, un movimiento brusco, incluso muchas veces de forma repentina sin causa aparente...pero  sobre todo se producen por un desequilibrio entre los diferentes grupos musculares que rotan la cabeza humeral, es decir, un desequilibrio entre rotadores internos y rotadores externos.

Según la fuerza con la que tiren estos dos grupos musculares la cabeza humeral se encontrará en una posición u otra. Esta mala posición de la cabeza humeral con respecto a la cavidad glenoidea de la escápula, es la responsable de muchas de las tendinitis de hombro.

Imagen tomada de aquí 

 

 

Desequilibro entre rotadores internos y externos del hombro

 

Ya os contamos en el artículo Me duele el hombro ¿A qué se debe? ¿Cómo tratarlo?¿Cómo evitarlo?, que los rotadores internos de hombro son más fuertes que los externos.

Este desequilibrio de fuerzas van a posicionar la cabeza humeral de manera incorrecta en relación con la cavidad glenoidea.

Lo más común en pacientes con problemas de hombro es encontrar esta cabeza humeral elevada y adelantada, es decir, en posición alta y en rotación interna. Esta mala posición será la causante principal de los síntomas que aparecen en las tendinitis de hombro.

 

Imagen tomada de aquí

 

¿Cuáles son los síntomas de una tendinitis de hombro?

 

Sin duda, el síntoma principal de una tendinitis, ya sea de hombro o de cualquier otra articulación, es el dolor. En principio el dolor solo aparecerá cuando se mueva el tendón afectado, pero si no se trata a tiempo pueden aparecer dolores en estático.

También son muy frecuentes los dolores nocturnos en la cama. Muchas veces los pacientes se quejan de que no encuentran la postura y tienen que dormir en el sofá. En muchos casos suele verse afectada la movilidad de articulación. Algunas veces la movilidad se reduce tanto, que nos encontramos con lo que se denomina: un hombro congelado. Esta patología es mucho más compleja y requiere un tratamiento más prolongado.

 

 

He oído hablar de impingement subacromial, ¿qué significa eso?

 

El impingement subacromial o atrapamiento subacromial se produce cuando se pinza el tendón del músculo supraespinoso a su paso por el túnel óseo que forman varias estructuras del omóplato. Al estrecharse este espacio el tendón va a empezar a rozar en las paredes del túnel.  Ese roce continuo acabará produciendo inflamación en la zona y engrosamiento del tendón que producirá un bucle de inflamación y falta de espacio. Cada vez el tendón ocupará más espacio al inflamarse y a su vez rozará más contra la parte ósea.

Esta situación suele ser bastante dolorosa para los pacientes. Lo habitual es sentir dolor en la zona del hombro y parte lateral del brazo cuando se separa el brazo del cuerpo. Al principio el dolor será al hacer ciertos movimientos, pero muchas veces aparece por la noche en la cama sin que se mueva el brazo. Aquí puedes ver un vídeo de cómo sucede.

 

 

 

 

Objetivos del tratamiento de una tendinitis de hombro

 

El objetivo principal del tratamiento de fisioterapia en una tendinitis de hombro será siempre eliminar el dolor.

Además se trabajará para mejorar la movilidad de la articulación, la estabilidad y la fuerza muscular.

Mediante técnicas suaves ayudaremos a bajar la inflamación, a corregir los desequilibrios musculares y a ganar movilidad de manera progresiva. Además será muy importante que la columna cervicodorsal y las costillas superiores se muevan correctamente.

Mediante técnicas de desbloqueo y movilizaciones devolveremos esa movilidad a las zonas que lo requieran.

Otra parte muy importante en el tratamiento será el trabajo en casa por parte de paciente. Enseñaremos en consulta ejercicios que  ayuden a la estabilización escapular y la movilidad correcta del complejo del hombro.

 

 

¿Qué puedo hacer en casa ante una tendinitis de hombro?

 

Antes de acudir a una primera sesión de fisioterapia, será interesante que los pacientes en casa ayuden a que la articulación no empeore progresivamente.

Es recomendable la aplicación de hielo local en la zona para ayudar a bajar la inflamación. Con diez minutos de hielo será suficiente.

Además, siempre que sea posible hay que intentar mover el hombro hasta antes de sentir dolor. Si dejamos el brazo inmóvil durante mucho tiempo podemos acabar teniendo un hombro congelado.

 

 

¿Cuándo acudir a consulta de fisioterapia al sentir dolor en el hombro?

 

Cuando aparece algún dolor en el hombro, y sobre todo cuando hay una causa externa que pueda justificarlo, lo recomendable es acudir lo antes posible a consulta. Desgraciadamente el complejo del hombro puede provocar gran dolor en poco tiempo debido a la inflamación.

Para proteger la zona el propio cuerpo adopta posturas antiálgicas que ayudar a controlar el dolor. El problema es que estas posturas si se mantienen en el tiempo provocan más problemas que beneficios. De ahí que recomendemos acudir a consulta lo antes posible.

 

* Imagen de portada tomada de aquí 

El hacer clic en “aceptar” supone estar conforme con nuestra Política de Cookies. Para más información vaya a www.innofisio.com/politica-de-cookies/.