logo innofisio
icono facebook icono instagram icono youtube icono telefono icono ubicacion
Pide Cita

CHALECOS DE ELECTROESTIMULACIÓN.

¿Qué riesgos tienen?

 

 

Últimamente está muy de moda el uso de chalecos de electroestimulación integral o biofitness como vía para ponerse en forma, bajar peso o como un entrenamiento rápido y más eficaz. Pero, ¿qué ventajas tiene? Y, sobre todo…qué peligros pueden desencadenar o qué riesgos presentan?

Nos estamos preocupando por este tema, y de ahí este estudio recopilatorio de información documentada y ratificada. Los estudios sobre este tema están aumentando de manera significativa la aparición de la patología llamada rabdomiolisis, como consecuencia de dicha actividad. Esta afectación puede desencadenar una importante complicación como es la insuficiencia renal aguda.

Se trata de una enfermedad secundaria a la destrucción masiva de fibras musculares que sucede tras un ejercicio muy intenso. Se genera una isoenzima (CPK) en altas cantidades, que en su eliminación pueden dañar al riñón.

 

 

Electroestimulación local convencional

 

Desde hace décadas, el uso de las corrientes eléctricas para potenciar un músculo es ampliamente conocida. ¿Quién no conoce a alguien operado de ligamento cruzado, un tendón de Aquiles o una lesión muscular al que no se las hayan puesto?

 

¿Para qué se utiliza?

Se usan como parte del tratamiento para acelerar el proceso de cicatrización y para evitar la atrofia debido al reposo.

Es cierto, y numerosos estudios lo corroboran, que el uso de estas corrientes es una gran ayuda dentro del tratamiento de recuperación lesional. Hay profesionales sanitarios que los usan para conseguir y reeducar la contracción de un músculo que ha perdido la capacidad de reclutar sus fibras. Así conseguimos que la musculatura se active de forma correcta y eficaz.

De forma natural, cuando necesitamos una contracción muscular, automáticamente nuestro cerebro envía la orden hasta los músculos en cuestión por nuestro sistema nervioso. Así se provoca la reclutación y contracción muscular precisa para desempeñar esta tarea.

Este gesto parece muy fácil, pero ante una lesión o una inmovilidad prolongada un músculo puede ver disminuida su función. De esta forma, el paciente necesita una reeducación y rehabilitación. Es aquí donde se puede utilizar la electroestimulación con fines terapéuticos para conseguir una contracción eficaz. Se provoca de forma externa, no se genera de forma fisiológica desde el cerebro. Por esto, no existen mecanismos corporales naturales de autoprotección y siempre debe ser utilizada bajo la supervisión de profesionales sanitarios. Un mal uso de estas pueden llegar a provocar incluso roturas severas de fibras musculares.

 

Imagen tomada de aquí.

 

 

¿Qué es la electroestimulación muscular integral, o también conocida como chalecos de electroestimulación?

 

 Actualmente está muy de moda la utilización de unos trajes (también conocidos como “chalecos de electroestimulación”) que contienen electrodos desencadenando impulsos. Así se estimula a la musculatura sobre la que se tiene colocado dicho traje (por tanto de forma global) a la vez que se realiza actividad física. Los centros y empresas que lo practican promulgan que se pueden llegar a estimular hasta 300 músculos de forma simultánea, a la vez que realizas una actividad. Así toda esa musculatura se ve potenciada considerablemente debido a esta electroestimulación “activa”.

 

Imagen tomada de aquí.

 

Contraindicaciones de los chalecos de electroestimulación

 

Nos basamos en un simposio realizado en el mes de diciembre de 2014, en la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid. Más concretamente, revisamos la ponencia de Azael J. Herrero sobre los beneficios y contraindicaciones de la electroestimulación. En base a esto, podemos decir que presenta las mismas contraindicaciones que la electroestimulación local convencional.

 

Como contraindicaciones totales tenemos:

 

De todas ellas, una contraindicación importante sería sufrir una enfermedad inflamatoria. Ahí se engloban patologías articulares tan comunes como son la artritis reumatoide, lupus, artritis psoriásica o espondilitis anquilosante, entre otras. Esto se ve enfrentado con la información que promulgan los centros especializados de electroestimulación integral. Estos recomiendan esta práctica en pacientes con enfermedades inflamatorias articulares justificando que esta práctica es ideal. la recomiendan justificando que se elimina el impacto existente en la actividad física convencional. Por el contrario, está contraindicada para estas patologías ya que puede provocar la aparición de un brote.

De la misma forma, en la artrosis, por el desgaste articular que describe a la enfermedad en sí, tampoco estaría recomendada dicha práctica de entrenamiento. Esto difiere con la información que nos podemos encontrar en algunos centros de electroestimulación.

 

 

Además de lo expuesto ¿Cuál es el riesgo de esta práctica?

 

Durante las sesiones de electroestimulación, en 10 minutos puedes llegar a hacer el ejercicio equivalente a una hora de esfuerzo máximo, con el desgaste físico que ello conlleva. No podemos perder de vista que un individuo no entrenado jamás sería capaz de hacer ese esfuerzo de forma natural. De esta forma, esta práctica estaría solicitando a su cuerpo muy por encima de sus capacidades.

La contracción simultanea de tantos músculos, de forma intensa, hacen que exista el riesgo de masiva rotura de fibras musculares. Esto puede darse especialmente en individuos poco habituados en la práctica de actividad física.

 

 

¿Qué pasa cuando existen fibras musculares que se rompen?

 

Cuando las fibras musculares se rompen, se libera una sustancia en sangre llamada CPK (creatinfosfoquinasa). La CPK es un marcador de daño muscular en sangre que el riñón tiene que filtrar y eliminar. Esto no debería suponernos ningún problema siempre y cuando la cantidad de CPK no sea muy alta y el cuerpo esté bien hidratado.

Debido a esto, tenemos que hablar de dos complicaciones mas relevantes. Éstas son la rabdomiolisis y la insuficiencia renal. Ambas, entre otras, pueden tener su causa en la electroestimulación integral mal pautada y dirigida a individuos en los cuales está contraindicada.

 

Imagen tomada de aquí.

 

Rabdomiolisis

 

La rabdomiolisis es una enfermedad que se desencadena por un exagerado daño muscular. Puede ser consecuencia, entre otras causas, de una actividad física mal pautada y descontrolada. Sobre todo, ha sido descrito en personas que la practicaban de forma intensa. También existen estudios, como el de “Clin J Sport Med 2014;0:1-3” en el que se evidencia que después de una sola sesión de electrofitness integral en población sana se pueden desencadenar serias patologías como la rabdomiolisis.

Otra publicación científica de P. Henares García  (Rhabdomyolysis due to a training session in a gymnasium) nos describe en su estudio observacional que la causa de rabdomiolisis en su paciente fue la falta de entrenamiento continuado.

El diagnóstico pasa por la valoración de CPK en sangre, que debe ser igual o mayor a 5 veces superior la tasa normal de CPK en sangre (0 y 195 UI/L en el hombre. 0 y 170 UI/L en la mujer.)

De esta forma debemos hablar de la siguiente complicación:

 

La insuficiencia renal

Según la investigación realizada en la publicación del “Clin J Sport Med 2014;0:1–3”, el entrenamiento con el traje de bioestimulación genera una lesión muscular mayor que entrenar de forma convencional con pesos aunque la tensión muscular sea menor, estando contraindicada como único entrenamiento en personas sin una continuidad en el entreno de fuerza.

Así mismo concluyen que cantidades superiores de 25.000 IU/L de la isoenzima CPK pueden generar fallo renal agudo. En esta situación se requiere hospitalización y tratamiento rápido. En dicho estudio se cuantificaron valores de 240.000 IU/L después de solo una sesión de electroestimulación.

Este caso no es excepcional. En el “International Journal of Cardiology (J. Finsterer, C. Stöllberger / Int J Cardiology 180 (2015) 100–102)” precisan que una paciente, sedentaria, que presentaba una miopatía no diagnosticada, después de una única sesión integral con MIHA-BODYTEC presentó una rabdomiolisis con valores superiores a los 86.000 IU/L. Esto desencadenó su ingreso con posible fallo renal agudo, responsabilizándose en el estudio de forma directa al uso del electrofitness integral.

 

 

Nuestro consejo

 

Con todo este repaso bibliográfico y datos aportados, desde nuestro centro de fisioterapia en Madrid no queremos crear miedo ni alarma en la población. Solo queremos evidenciar la realidad de forma contrastada. Crear conciencia de que toda práctica de electrofitness necesita de una buena entrevista para estudiar la posible presencia de contraindicaciones.

No se debe publicitar esta novedosa actividad física con datos engañosos, y lo más grave, desencadenando daños y riesgos graves para la salud del cliente.

Tras nuestro trabajo de búsqueda, contraste y recogida de datos, queremos precisar una serie de riesgos de la electroestimulación integral:

En personas sedentarias, o sin que de forma regular entrenen su fuerza, no están recomendadas las sesiones de electroestimulación como única tarea de ejercicio físico. Igualmente no está recomendado para individuos, aunque sean deportistas, con niveles de isoenzima CPK altos.

De la misma forma, recomendamos que se observe el color de la orina después de esta práctica de actividad física. También que en caso de encontrarse cansado, débil o con cualquier síntoma anormal se controle los niveles de CPK a lo largo de los 3 días posteriores a dicha práctica. Tener esto en cuenta aunque no exista dolor muscular, pues no está directamente relacionada con la subida de la isoenzima.

Si cumple los requisitos reales para la práctica de electrofitness integral realizarlo de forma documentada, consciente. Recomendamos ponerse en manos de un equipo realmente profesional. No olvidar tener una buena hidratación antes, durante y después del entrenamiento, así como las sesiones. Por último, realizarlas con una intensidad y frecuencia que le marque un personal responsable y profesional.

 

*Imagen de portada tomada de aquí.

El hacer clic en “aceptar” supone estar conforme con nuestra Política de Cookies. Para más información vaya a www.innofisio.com/politica-de-cookies/.